Carlos Carnicero

Conferencia socialista, ¿marketing o proyecto?

Se han escrito muchas páginas para este evento: un documento de cuatrocientas que ahora tienen que simplificar en mensajes claros pero con contenido. El dilema es marketing o proyecto. Y la clave es averiguar si los socialistas quieren representar y promover los valores intrínsecos de la socialdemocracia o van a hacer experimentos de laboratorio para contentar al mayor número de electores posibles. El gran reto es formular un proyecto y conseguir credibilidad ante los electores.

Captura de pantalla 2013-11-10 a la(s) 16.50.29

La conquista del centro ha sido el señuelo que no han sabido resistir los socialistas europeos. El método elegido, la pugna esencial por la gestión del capitalismo con el único norte del crecimiento económico; sin matices ni condición de redistribución. El gancho, como la derecha, bajar impuestos para que el manejo de la riqueza lo haga el mercado. Lejos quedan los tiempos del socialismo nórdico de Olof Palme; de la fortaleza del SPD anclada con  sindicatos fuertes. De la maquinaria del partido de Bruno Kresky en Austria. Lo que queda es la caída en picado de François Holland.  En la memoria, la Tercera Vía de Tony Blair y su apoyo entusiasta a al guerra de Irak.

Continue reading “Conferencia socialista, ¿marketing o proyecto?” »

Share

Añade tu comentario

El niño, el Principe, se nos ha hecho grande

La Monarquía (restaurada o instaurada) en España es un milagro de la alquimia democrática. El Rey, fue designado por el dictador Francisco Franco heredero de la jefatura del estado, a título de Rey, saltando por encima de los derechos dinásticos que pudiera tener el padre del actual monarca, Juan de Borbón.

Captura de pantalla 2013-10-22 a la(s) 12.17.27

Y entonces, incluso antes de la muerte del dictador, el laboratorio de la democracia española empezó a trabajar en la fabricación de un Rey, sometido al Parlamento y a la Constitución democrática, que se hiciera hueco en la aceptación de los españoles.

El certificado de legitimidad de don Juan Carlos fue expedido de manera tácita, por su intervención durante el golpe de estado del 23-F. No importa tanto las incógnitas que quedan sobre aquellas veinticuatro horas de angustia para la joven democracia española. La resultante fue que el Rey, secuestrado el Gobierno y el Parlamento, dio un paso al frente para restablecer el orden constitucional.

El tiempo ha hecho su trabajo con la Monarquía; ahora mismo, en sus momentos  más bajos, con el titular de la corona afectado por una salud precaria de la que no tenemos toda la información.

Cumplidos setenta y cinco años, la opción razonable sería la abdicación, y diluir el efecto tóxico de la vida privada del Rey y del espectáculo bochornoso de su yerno, Iñaki Urdangarín y la Infanta Cristina.

El niño, el príncipe Felipe, se nos ha hecho mayor. Sabemos poco de él excepto la imagen que transmite.

Continué leyendo en The Objective.

Share

Añade tu comentario

Cataluña deconstruye sus partidos

Artur Mas no pasará a la pequeña historia de Cataluña como un genio de la política. De contar con una cómoda mayoría absoluta pasó a depender de ERC, en una convocatoria anticipada en la que pensó que blindaría sus posiciones políticas con una mayoría más holgada. Ahora mismo, todos los estudios demoscópicos, incluido el propio de la Generalitat, confirman el sorpasso de ERC. Los cachorros han devorado al padre en una apuesta soberanista que ni siquiera tiene claro que pueda materializarse en un referéndum.

Todavía no se ha pronunciado formalmente la burguesía catalana. Los intereses económicos de las grandes familias están amenazados por una secesión que dejaría a Cataluña fuera de la Unión Europea. Pero el clima emocional es muy fuerte a favor de la independencia. Y el dinero todavía no se ha atrevido a manifestarse de acuerdo con sus intereses. Hace falta mucho coraje político para pronunciarse a favor de una Cataluña española. Pero llegará el momento en el que mantener un perfil bajo será imposible para los grandes grupos económicos. Empezando por La Caixa. Entonces tendrán que pronunciarse a favor de que España no se rompa.

Imagen 17

Los grandes perdedores de esta situación son los grandes partidos que permitieron una transversalidad política en Cataluña y también en la gobernabilidad de España. CiU apenas fideliza el cincuenta por ciento de sus votos y sufre una sangría a favor de ERC y de otras opciones que todavía no se precisan. También corre riesgo la alianza histórica entre Convergencia Democrática de Catalunya y Unió Democrática. Estos últimos están en una pinza entre su supervivencia institucional –que depende en gran medida de la subsistencia de la coalición- y la dependencia de un proceso, el de Artur Mas,  que también les llevaría a un suicidio político como fuerza de referencia.

El PSC está en limbo y sigue cavando en la deconstrucción de sus señas de identidad. El socialismo catalán nunca tuvo dudas de su españolidad hasta que PaSC

Pasqual Maragall –de quien siempre quedarán dudas, dicho con el máximo respeto, sobre la antigüedad de la enfermedad que padece y si pudo influir en sus decisiones fuera de la ortodoxia tradicional del PSC- condujo a su partido a una deriva que se consolidó con su paso por el tripartito. Ahora, los socialistas catalanes no son ni carne ni pescado. Y sus pronunciamientos establecidos en la ambigüedad han hecho huir a su electorado natural. Y la catástrofe electoral del PSC también es la del PSOE que no podrá ganar unas elecciones generales sin un buen resultado del PSC en Cataluña.

Continue reading “Cataluña deconstruye sus partidos” »

Share

Añade tu comentario

Apuntes a vuelapluma

Wert, el esperpento como método

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, tiene un largo historial de desencuentros con todos los sectores de la educación. Padres, alumnos, maestros, rectores. Ha impulsado una reforma educativa con el solo apoyo del Partido Popular, pensando, es verdad que una vez más, que un partido en el Gobierno puede imponer un modelo educativo a toda la sociedad sin encontrar consensos con ninguno de los sectores implicados directamente en la educación.

Captura de pantalla 2013-11-10 a la(s) 16.57.12

Las quejas del mundo de la cultura a su gestión no han sido menores. Su histriónica actuación en muchas de sus declaraciones han tenido la habilidad de generar muchos problemas al Gobierno y su gestión está instalando una protesta permanente de la llamada “Marea Verde”, que ha unido en sus movilizaciones a casi todos los sectores de la sociedad afectados de una u otra forma por la agenda de este ministro. Continue reading “Wert, el esperpento como método” »

Share

España, una refundación indispensable

España ha fracasado en su primer proyecto democrático sólido de su historia. Quien tenga capacidad de percepción podrá comprobar que todo lo esencial para estructurar un estado democrático moderno se diluye como un azucarillo en agua caliente. No estamos solo ante una crisis económica y social. Todas las instituciones del estado carecen de cimientos para recuperar una normalidad transitable.

Captura de pantalla 2013-10-29 a la(s) 17.18.45

España es un estado en donde algunos, bastantes ciudadanos, no tienen claras sus fronteras. Una parte importante de la nación está planteando, como un desafío, su independencia. El planteamiento secesionista en Cataluña se está llevando por delante el modelo de partidos que le han dado estabilidad durante la transición.

Continue reading “España, una refundación indispensable” »

Share

Otra vez luto en la mina

La revolución industrial, el origen de nuestra forma de vida, se forjó en los oscuros pozos de las minas de carbón. De allí surgieron las primeras protestas y reivindicaciones de la era moderna; los movimientos sindicales están manchados con el negro del carbón. Y el confort de nuestras vidas se apoya en el sacrificio que llevan cientos de años realizando los mineros.
Captura de pantalla 2013-10-29 a la(s) 11.53.11
Muchos hombres han dejado su vida en las minas. Y esa tragedia forma parte de la vida y la idiosincrasia del minero. Y sin embargo, quienes bajan al pozo desean seguir haciéndolo, como miembros de una hermandad que aman su oficio y asumen su riesgo. Las cuencas ahora están casi vacías; sin futuro, sin actividad económica. Solo quedan algunos pozos abiertos y los mineros defienden con las uñas que no se cierren.

Continuar leyendo en The Objective.

Share