Carlos Carnicero

Rajoy, hierático hasta la derrota final

Se oye el ruido de segadoras alrededor de Rajoy. De momento salva las piernas solo porque no tiene recambio que le amenace. Si hubiera ganado Esperanza, Rajoy estaría liquidado. Hay quien piensa que el maquiavelismo latente del presidente le impulsó a designar a Aguirre para terminar de liquidarla, aún a costa de la debacle en el ayuntamiento de Madrid.

Ahora se ha instituido que la culpa la tienen las televisiones traidoras. En Moncloa no se pueden creer que la chapuza que permitió la concentración de las cadenas repartidas por Zapatero en feudos amigos haya acabado en traición.

Captura de pantalla 2015-05-31 a las 16.44.57

En la derrota lo más fácil es echar la culpa a terceros en un intento de eludir responsabilidades propias. Rajoy confió una vez más en Pedro Arriola y en el mantra de la recuperación económica. El problema es que en la calle no se nota mucho la recuperación del IBEX 35 y de la macroeconomía.

Este no es un país empresarialmente serio, con excepciones, claro. Siguen haciéndose contratos basura, la exclusión social se ha estabilizado en cifras aterradoras y la corrupción es el contrafuerte de una desigualdad galopante.

Y, además, las cadenas de televisión están encantadas con la audiencia que les han dado los discursos incendiarios de Pablo Iglesias y la inocencia impostada de Albert Rivera. Las dos grandes novedades en un discurso acabado de los partidos tradicionales. Pedro Sánchez salva los muebles y parece que de una vez el PSOE se está haciendo mayor y deja de jugar con las primarias.

En este escenario, con los resultados en la calculadora, es un suicidio político que el gran perdedor, el PP, no haga nada. O lo haga tan a regañadientes que parece que no lo hace. En política, las cosas son cada vez más solo lo que parecen sin importar si son.

No quería hablar ni de Messi ni de la gran pitada del himno nacional. La final de Copa es como la Eurovisión del rechazo a lo que siempre se llamó patria. Necesitaríamos un psicoanalista argentino para desenmarañar el odio profundo al padre de muchos españoles que no quieren serlo. Pero no hay actitud más española que ese rechazo a la nación, como un complejo de Edipo que se tejió en la gran decadencia española durante siglos y se hizo carne en la hipnosis del 98.

La izquierda ha fracasado en la creación de un patriotismo constitucional donde se sintieran cómodos los españoles. La aldea puede más que la nación y las frustraciones del pasado no han sido sepultadas por un proyecto integrador. Mal remedio tiene porque el amor no se impone, se conquista.

Hay otras cosas que han cambiado. Por si faltaba un retrato definitivo del declive del PP, las imágenes de Rita Barberá -¡Que hostia nos hemos dado!- y de Esperanza Aguirre, como una niña mal criada queriendo reeditar el tamayazo, sentencian el final de una época. Y además, sin siquiera una semana de plazo desde el día de la votación, le pillan al delegado del Gobierno en Valencia con las manos metidas en el cajón. Me temo que la regeneración democrática del PP está estancada.

No hay imagen de recuperación que amortice tantos desatinos. Se acurdan del mitin en Valencia de Rajoy, exclamando “¡Rita, eres la mejor!.

Lo malo de ejercer de César es que te aclaman mientras las cosas parece que van bien y te crucifican, como único responsable, cuando metes la pata. Todavía no sabemos quien es el Bruto de Rajoy, pero seguro que está afilando el cuchillo. De momento, le han dejado solo en el escenario.

El plazo para las elecciones generales es corto, envuelto en el sopor del verano. Y con el paso cansino que tiene Mariano Rajoy para cualquier cambio, y más si conlleva riesgos, me temo que la suerte está echada para el presidente del PP y del Gobierno.

Los pactos para formar gobiernos van a ser la prueba de fuego para los políticos españoles, acostumbrados más a la descalificación que al entendimiento. Estamos en plena ofensiva del establishment contra lo que consideran aventureros de la política. Un poco tarde. La jueza Carmena, avalada por la estulticia de Esperanza Aguirre y sus hipérboles insoportables de descalificación, va a gobernar en Madrid. Y Ada Colau, en Barcelona.

Permitir gobernar al PP es una operación de alto riesgo para quienes le apoyen. Son modas, y ahora está impuesta la de darle patadas al muñeco roto. Si Ciudadanos le echa un cable a Rajoy, lo pagará porque a Albert Rivera le votaron muchos para echar al PP del poder.

Pedro Sánchez ha encauzado el contencioso insoportable de Susana Díaz. Pero sus relaciones con Podemos pueden ser incestuosas. Tiene que afinar mucho el PSOE para afianzar sus conquistas potenciales territoriales sin dejarse pelos en la gatera.

Por si faltaba poco, Artur Mas persiste es la pretensión de unas elecciones plebiscitarias el 27-S. Ha perdido lo que no podía perder, la alcaldía de Barcelona. Y ERC no está para tirar cohetes. Pero nos amenaza otra legislatura perdida en Cataluña con más fuegos de artificio sobre la ensoñación independentista. Me aburre profundamente ese camino hacia ninguna parte.

Solo me estimula lo apasionante que es una época de cambios. Y no me aterra porque lo que deciden los ciudadanos se merece siempre una oportunidad. Y tanta expectativa de cambio, tozudamente anunciada por las encuestas y los estados de opinión, ha terminado por imponerse.

7 Comentarios

Añada su comentario

  1. rafael

    excelente articulo.

  2. l&l

    “los discursos incendiarios de Pablo Iglesias”, no serán más bien incendiarios la corrupción del PP, el aumento de la riqueza de los ricos mientras la clase media y baja se empobrece, el 55% de paro juvenil, la deuda…?

    Creo que lo que están haciendo Ada Colau, Carmena o Pablo Iglesias es poner el foco en lo que de verdad debe mover la política y la economía, que son las personas, esas que cada vez viven peor mientras que los grandes empresarios y banqueros cada vez son más ricos. Eso es lo incendiario. El decirlo con palabras claras no es lo incendiario sino provocarlo.

    No necesitamos ningún psicoanalista argentino, nosotros tenemos la respuesta de porqué no nos sentimos orgullosos de lo que representa España, porque siempre nuestras instituciones nos han hecho no sentirnos orgullosos de ellas. Porque no se ha invertido en el país sino que se han ido quemando todas las naves, empezando por la del conocimiento y la cultura. Porque no se nos deja el derecho a decidir sobre nada, y porque hay una constitución que se incumple flagrantemente todos los días pero que tiene un candado en manos de unas instituciones corruptas.

    Es lógico que se pite y por mucho que se prohíba no se puede obligar a querer a una patria. Hay quienes están pidiendo un derecho a tener otra patria y ni siquiera pueden votarlo, pero si les prohibimos pitar no vamos a arreglar ningún problema, como siempre en este país.

    No ha fracasado la iquierda, ni la derecha, ni el centro, han fracasado una casta llamada políticos en general, que estaban para llevárselo crudo incluidos los llamados nacionalistas de CIU. Aquí la gente ya no cree en nadie, sencillamente porque no son dignos de creer en ellos. Si la constitución no sirve para que se compren medicamentos a los de hepatitis, para que no se quiten las ayudas a los dependientes, para que no te desahucien y estés en la calle teniendo que seguir pagando una deuda, para que se pueda cambiar por parte del PPSOE y anteponer la deuda a las necesidades de la gente, si la constitución no sirve para que el 55% de los jóvenes no tenga un trabajo ni posibilidad de poder tener una vivienda digna…la constitución, no sirve. Y sus apoderados, ese parlamento mayoritario del PPSOE, no sirven, a la población.

    La jueza Carmena no sólo está avalada ni va a gobernar Madrid por la estulticia de Esperanza Aguirre y sus hipérboles insoportables de descalificación, sino que está avalada y gobernará Madrid por su trayectoria cívica y de educación bastante más intachable que la de Aguirre, y por sus propuestas en pro de las personas que lo están pasando mal. La ciudadanía también ve en ella a una persona de más de 70 años que se ha juntado a unos “jóvenes” de 30 o 40 para ayudarles, y que no ha estado toda una vida en la política para vivir de ello, sino que entra ahora para ayudar. Eso da mucha más sensación de honradez a la gente que personas que dedican toda su vida a luchar por el poder dentro de un partido de los grandes como PPSOE. Que ya les hemos visto de qué van.

    Que personas como Ada Colau o Carmena lleguen al poder es un triunfo de la gente, y una derrota, por fin, de los partidos políticos incapaces e inútiles, salvo de vivir ellos de p m.

  3. nan

    Al margen de que una parte de “la pitada” fuera por motivos independentistas, entiendo que para muchos simplemente es la expresión de rechazo de un modelo de estado, que lejos de no representarnos, no nos respeta.

    Desde la fallida transición (que sí, que quizá en aquel momnto no se pudo hacer mejor) con su “aquí no ha pasado nada”, la bandera, el himno, el concepto de democracia y lo que es o no constitucional, ha sido patrimonializado por los herederos de la dictadura.

    Si un “facha” exhibe la bandera o el himno, de alguna manera está diciendo “os volvimos a ganar” y es normal que genere rechazo…

    “Para muestra un botón”: este fin de semana unos periodistas fueron agredidos y amenazados en una manifestación “antipodemos”… con la aficción que tiene la policía en este país a repartir porrazos a los manifestantes (incluso en ausencia de violencia) o a detener a cualquier imprudente tuitero que se le ocurra manifestar cualquier reflexión que mínimamente incite a la violencia…

    “La izquierda ha fracasado en la creación de un patriotismo constitucional donde se sintieran cómodos los españoles.” Pero la izquierda jamás ha gobernado este país, simplemente ha estado proscrita, perseguida por los grandes medios, excluída del acceso al poder, entre otras cosas, por un PSOE que se convirtió en guardian y garante de lo que sí es “la herencia recibida”.

    Un abrazo.

  4. IVAN.A

    Tan solo una puntualización: a nivel municipal PODEMOS no se ha presentado como partido, sino como asociación de ciudadanos. la distancia que separa a los votantes de los militantes de un partido, en el caso de las candidaturas municipales de PODEMOS no existe. cuando se critica a Carmena, como lo ha hecho Aguirre, se critica a la ciudadanía. Carmena es solo la representante de esa unión. algo ha cambiado, y para bien. la ciudadanía esta harta y toma la iniciativa política. es comprensible que para gente que está imbuida dentro de la estructura de partidos tradicionales esto sea un factor de difícil comprensión. se enfrentan a una sindicación ciudadana, no ha un partido con funcionamiento vertical y con un dedo endiosado. y además la ciudadanía copa poder municipal, el más próximo e inmediato, el que más influye de manera directa en la vida ciudadana. como funcione el gobierno de la sindicación, y ha ganado en grandes ciudades y municipios, los políticos de carrera las van a pasar canutas. no es raro que anden desesperados. no es raro que les cueste entender que algo ha cambiado en la estructura que da validez a copar poder político e institucional, y que se resistan a una cambio orgánico en el funcionamiento interno de los partidos que modifica sustancialmente la manera en la que se organiza el poder dentro de estos y de estos para afuera. la democratización de los partidos es ahora más que nunca una necesidad perentoria. no están en eso.

    • Jordi Ruiz

      En Espana la izquierda siempre ha sido federal. Es natural que desde la derecha mas extrema , que recoge aquello de unidad de destino en lo universal, se eche en cara a la izquierda que no haya apoyado este concepto casposo de Espana centralista. Para ello incluso se ha tergiversado la historia intentando dar por bueno que esa unidad de destino en lo universal y reserva espiritual de occidente viene desde los Reyes Catolicos.
      En fin… parece que la herencia ideologica franquista tiene muchos seguidores aun.

  5. Zua

    Es ser mayor seguir engañando en Europa?. A mi no me lo parece
    http://www.eldiario.es/euroblog/mentira-vieja-politica_6_393770623.html

1 Trackback/Pingback

  1. Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Se oye el ruido de segadoras alrededor de Rajoy. De momento salva las piernas solo porque no tiene recambio que le amenace. Si hubiera ganado Esperanza, Rajoy estaría liquidado. Hay quien piensa que el maquiavelismo latente …

Comentar