Carlos Carnicero

Raúl Castro introduce a Cuba en el mundo

El reloj en Cuba es de arena; cadencia lenta, piquera controlada. Pero los plazos empiezan a ser inescrutables. En febrero de 2018, Raúl Castro abandonará la presidencia del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros, tal y como se comprometió en su última reelección, en febrero de 2013. Cuba tendrá un presidente que no se apellidará Castro.

Imagen 5

Raúl Castro, vestido con saco azul marino, ha pisado el acelerador con la cumbre de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) celebrada esta semana en La Habana. Un éxito político y diplomático que puede calificarse de histórico y que reintroduce a Cuba, con un protagonismo destacado, en la política hemisférica después de cincuenta años de aislamiento paulatinamente reducido. Cualquier intento de seguir marginando a Cuba en las relaciones internacionales es ya un anacronismo insoportable. Además, la CELAC ha devorado a sus dos organismos competidores: las cumbres iberoamericanas y la OEA, Organización de Estados Americanos en donde todavía Cuba está excluida por imposición de Estados Unidos.

Continue reading “Raúl Castro introduce a Cuba en el mundo” »

Share

Añade tu comentario

La ley del aborto deconstruye el PP

No teníamos noticias de las querencias integristas de Alberto Ruiz Gallardón cuando era el caballo blanco de algunos progresistas de salón. Su empecinamiento en promover una ley de interrupción del embarazo que deja a España fuera de Europa ha terminado por implosionar el PP.

Captura de pantalla 2013-12-08 a la(s) 18.00.37

Según el estudio de Metroscopia publicado ayer por el diario El País, el PP perdería la mayoría en unas elecciones generales a favor del PSOE. Y el determinante de este, todavía, incipiente vuelco electoral, sería la caída en picado de la valoración de Alberto Ruiz Gallardón. El ministro de Justicia tiene el mérito de ser el peor valorado del ejecutivo y arrastra a su partido hacia el abismo con el nuevo proyecto de interrupción del embarazo.

La pretensión de que la nueva ley del aborto cohesionaría al electorado más conservador del PP, choca con una realidad alimentada por las discrepancias internas de dirigentes  significados que se han manifestado públicamente en contra de la ley de Gallardón. Esta vez, ponerse de perfil y desentenderse de un proyecto que él mismo ha aprobado, no le ha servido al presidente del Gobierno. La marea de la ley del aborto arrastra al Gobierno en su conjunto.

Continue reading “La ley del aborto deconstruye el PP” »

Share

Añade tu comentario

Gallardón y la extraña familia

Menudo regalo de Navidad. Mientras las ciudadanas y los ciudadanos hacían esfuerzos por organizar las fiestas desde la escasez o desde la penuria, Alberto Ruíz Gallardón se daba el lujo de retrotraernos en el tiempo y situarnos como una rara avis en Europa. La interrupción legal del embarazo deja de ser un derecho para las mujeres y se convierte en un  delito que podrá ser despenalizado solo en algunos casos muy restringidos y específicos. El aborto se convierte en un concesionario que intervendrá el Gobierno y que limitará, tasadamente,  solo en caso de grave peligro para la madre o por una fecundación mediante violación. Ni siquiera en caso de malformación del feto, que tendrá que venir acompañada de un grave peligro para la salud de la madre.

Imagen 2

Resulta que Gallardón era la joyita del Grupo Prisa, porque hasta que llegó al Gobierno le tuvieron por progresista, tolerante y demócrata. Era la esperanza blanca de este progresismo de salón que tanto daño hace a los derechos de los ciudadanos y de los trabajadores.

El mismo caso que el ministro Wert, que de las tertulias y de los sesudos artículos de opinión en ese grupo pasó, también, a ser más papista que el papa, y a perseguidor de herejes. Técnicas de conversos.

Continue reading “Gallardón y la extraña familia” »

Share

Añade tu comentario

Apuntes a vuelapluma

Rajoy, contra las cuerdas, saca la porra de la represión

Ya han pasado dos años de Gobierno. El resultado es muy negativo, por mucho que la maquinaria de marketing del Gobierno pretenda que una recuperación económica, que todavía no se nota ni en la calle ni en el consumo ni en el empleo, es el paradigma de un nuevo horizonte político.

Captura de pantalla 2013-12-08 a la(s) 18.00.37

Las encuestas son tozudas. El PP pierde por la derecha y no gana por el centro. El resultado es la deconstrucción del sistema de partidos, en el que ninguno de los dos grandes podrá tener una mayoría estable para gobernar. Y, sin embargo, el PP sigue manejando la soberbia de la actual mayoría absoluta para imponer reformas, que son siempre recortes, y leyes esenciales que aprueba en la inmensa soledad acompañada de su mayoría absoluta.

Como la prensa amiga es más papista que el Papa, la aplicación de la doctrina Parot, cuyos efectos son jaleados con entusiasmo por esos medios afines, hace estragos en un universo de intransigencia que siempre alimentó el PP.

El PP, desde la llegada de José María Aznar a Genova, utilizó la lucha antiterrorista como munición contra los sucesivos gobiernos socialistas. Y su eclecticismo le permitió sucesivamente utilizar la guerra sucia -que habían practicado los gobiernos de la UCD con mayor intensidad que el de Felipe González- y la supuesta tolerancia, comprensión o negociación que realizó José Luis Rodríguez Zapatero. La pedagógica política utilitarista permitió al PP ser implacable en los excesos contra ETA y denunciar, después, la complacencia con el terrorismo. Una obra maestra del marketing político en el que valía una cosa y la contraria.

La utilización del legítimo dolor de la víctimas alimentó manifestaciones de estas contra el Gobierno de Zapatero, al que  el PP negó cualquier apoyo en un procedimiento que, con todos los errores que se cometieron, finalmente consiguió acabar con la violencia terrorista.

Continue reading “Rajoy, contra las cuerdas, saca la porra de la represión” »

Share

Nosotros “los traidores”. Reflexiones sobre la crisis de UGT Andalucía

Hace tiempo que no sé quienes son los míos. Bueno, precisaré la afirmación. Me refiero fundamentalmente a las organizaciones políticas, y por extensión a las sindicales. Siempre me he sentido un lobo solitario, acompañado cerca o en la distancia, por otros muchos naúfragos de estas izquierdas desorientadas frente al auge del liberalismo económico. En  este oficio, ser lobo de manada lleva acompañada la exigencia de incondicionalidad. Es decir, de sumisión. No se tolera la libertad de pensamiento y el ejercicio libre de la crítica.

Imagen 2

                                                    Ana Pérez Luna, presidenta del Comité de Empresa de Isla Mágica y ex secretaria general de La Mujer, UGT de Andalucía.

Y cada vez que ejerzo una crítica hacia quienes mas cercanos me siento, la respuesta que se invoca es la traición. No a unos principios que he sentido como propios a lo largo de toda mi vida, sino a quienes pretenden monopolizar esos credos, su administración exclusiva y su interpretación. Y que además, sin consultarte, se arrogan un sentido de dominio sobre los que sienten como propios, excluyendo la posibilidad de que la independencia de pensamiento permita la discrepancia.

Si criticas a “los tuyos”, a los que se creen que les perteneces, la invocación es que estás favoreciendo las tesis contrarias y las organizaciones rivales a las que por analogía ideológica estás más cercano. Si además actúas  con lealtad intelectual y rigor profesional, el marchamo de “traidor y desleal” está garantizado.

Continue reading “Nosotros “los traidores”. Reflexiones sobre la crisis de UGT Andalucía” »

Share

Carlos Fabra inicia el calvario del PP

Hay un ciento de dirigentes del PP imputados en la Comunidad Valenciana. Carlos Fabra ha pasado de la prepotencia con la que siempre manejó sus actividades públicas a recibir una condena de cuatro años por delitos fiscales. El mayor cacique de Castellón ha tenido que pedir la baja como militante del PP. En la lista de espera, muchos dirigentes, también imputados en esa comunidad, por graves delitos económicos.

Monumentos al despilfarro se pueden observar no solo en el aeropuerto de Castellón sino en la capital de la comunidad. Los ladrillos de esas obras faraónicas están cimentados en comisiones, de las que no se libró ni la visita del Papa o la Fórmula 1, por la que la televisión, ahora cerrada, deberá pagar más de trece millones por el incumplimiento de los contratos. ¿Se acuerdan ustedes de aquella foto carismática de Rita Barberá y Francisco Camps en un Ferrari descapotable por las calles de Valencia, anunciando la buena nueva del contrato para celebrar grandes premios?  Por allí también estaba Alejandro Agag. La trama Gürtell pagó la costosísima iluminación de la fiesta de su boda. El regalo desinteresado de un amigo, eso dijeron.

Captura de pantalla 2013-11-27 a la(s) 09.08.49

La corrupción es un magma envolvente que avanza despacio al cadencioso ritmo de la Justicia. El final de la legislatura, que pretendía ser para Mariano Rajoy el epicentro de su remontada, va a estar envuelto en procesos judiciales de difícil digestión. El caso Bárcenas sigue su curso sin que nadie lo pueda, hasta ahora, detener. Ya hay indicios sobrados en el sumario de que existió una contabilidad B, prolongada en el tiempo. Todavía no sabemos el origen de la inmensa fortuna de Luis Bárcenas, pero ya hemos entendido las razones por las que el partido trataba con guante de seda al ex tesorero infiel. Es impensable que una parte sustanciosa de los millones de Bárcenas procedieran de sitio distinto que de donaciones ilegales y comisiones cobradas por el PP que el tesorero distraería a sus propias cuentas. Difícil mantener el secreto sobre conductas tan obscenas.

Cuando se demuestre en sede judicial la existencia de esa contabilidad doble, Mariano Rajoy quedará retratada en sus propias mentiras en sede parlamentaria. ¿Puede sobrevivir un presidente del Gobierno a esa situación. En ningún país podría ser. En España, está por ver.

El fango se puede llevar por delante al Gobierno de los recortes. La sociedad también es una marea que va creciendo en la reivindicación de la dignidad y la regeneración democrática. Y conforme se vayan acercando las sucesivas elecciones, la marea crecerá hasta que se lleve por delante a muchos de quienes son corruptos y a muchos de quienes han mentido en una sociedad desolada por el paro y la pobreza.

Vamos a tener un final de legislatura muy complicado para este gobierno y para muchos dirigentes del PP que esperan turno en la puerta de los juzgados.

Share